25 ago. 2015

The wolf among us

Y continuando con esta racha de entradas el día de hoy, voy a hablar de un juego que es increíble. 

Aunque está basado en un comic de esos que (casi) nadie conocía hasta que no salió el juego, momento en que todo el mundo empieza a decir que sí, que por supuesto que se han leído el comic, y que ya lo conocían mucho antes de que se hiciera famoso; y esto ya debería ser suficiente para asegurar que el juego va a ser muy bueno, además, sus desarrolladores ya habían sacado antes el juego de the walking dead. El bueno, el que está basado, como no, en el comic. No esa mierda increíble, que lo siento mucho, pero es horrible, de juego basado en la serie. Y, bueno, debe ser que a estos de Telltale Games, que es como se llama la empresa, les gusta cantidad lo de pasar comics a formato videojueguil (mi página, mis palabras inventadas, aunque, quien sabe, igual esta hasta existe y todo), no hay más que fijarse en los gráficos de sus proyectos. Pero lo hacen genial. Aunque sus videojuegos, sean más bien una aventura gráfica, de esas en las que te remites a investigar escenarios, tomar decisiones y mantener diálogos, esto solo quiere decir que vas a rejugarlo todas las veces que haga falta, porque en no sé qué parte muere no sé quién, o en no sé dónde no he estado, etc.
La trama del juego se centra en el Lobo malo de los cuentos. Sí, va de cuentos como los tres cerditos, la bella y la bestia, Blancanieves… pero sin embargo, hacedme caso, no se lo pongáis a niños de hasta 10 años. Porque la historia va de asesinatos, droga, prostitutas, proxenetas, mafia, hippies y fumadores compulsivos, entre otras cosas.

Está muy enfocado al comic del que ha salido, usando unas texturas y gráficos que recuerdan a los dibujos de estas novelas gráficas. Además, lo que más me llamó a mí en su momento, que puede ser también un aliciente para muchos otros, es el ambiente de novela negra que se respira en todo momento, y si a eso le sumas un cerdo que se llama Collin, que habla, fuma y bebe whisky, no hace falta decir nada más.

Puede que en su momento, el juego consiguiera reunir muchos escépticos porque salió en forma de episodios, con un episodio al mes, y el que apareciera con el texto solo en inglés, y con subtítulos también solo en inglés, puede que no le granjeara muchos adeptos. Pero, veamos el vaso medio lleno, esto puede servir para mejorar nuestra comprensión del idioma de Shackespeare, y conseguiríamos ahorrarnos la academia de inglés. Y encima estaríamos aprendiendo más palabrotas como Whore, Bitch, Fucking idiot… el que no sepa qué significan, que se compre el juego y lo aprenda.


Encima, ahora el juego está disponible en formato físico, que para quien no lo sepa significa que puedes ir a una tienda donde venden videojuegos y pedir que te lo den, y los de la tienda te darán una caja con el disco dentro; algo que en un principio no se podía, ya que el juego solo se podía descargar en formato digital. Y para los que no se decidan todavía porque no saben mucho inglés, animaos, que seguro que ya está subtitulado al castellano.

Movie 43

Bueno, hoy, al fin después de tanto tiempo sin escribir nada, me gustaría hablar de una película que a pesar de contar con actores y actrices muy conocidos y muy grandes (no, no quiero decir que estén gordos, aunque Chris Pratt aparece con unos cuantos kilos de más), no llamó demasiado la atención.

La película, como ya habréis supuesto se llama Movie 43 y es una recopilación de sketches al más puro estilo Padre de Familia donde no falta la mala hostia ni lo políticamente incorrecto. Es como ver Ted, pero en pequeñas dosis. Vale que la historia principal sea una puta mierda que no vale para nada, pero es que la película no va de eso. “Eso” no es más que la excusa para ver las distintas historias, a cada cual más rara y descojonante.

Por eso, no me explico cómo coño no tuvo más éxito, si sale Hugh Jackman, conocido por hacer de Lobezno o de mago kabrón en El truco final, con un par de huevos colgando de la barbilla.
Pero bueno, ya se sabe, aunque la película no batiera récord de audiencias en los cines, seguro que sí batió récord de audiencia en descargas ilegales. Qué narices, si hasta la puedes ver gratis por YouTube.

Posdata: lo último haced como que no lo habéis leído. No la busquéis en YouTube, en vez de verla gratis desde la comodidad de vuestro hogar, y sin necesidad de hacer ningún esfuerzo, coged el coche, id a vuestra tienda de películas, gastaos lo que cueste, y volved a vuestra casa a verla; que es lo que haría tooodo el mundo.


Posdata 2: aunque la posdata 1 suene a sarcasmo, noo lo es… Que conste que yo estoy en contra de la piratería. Porque, a quien no le gusta pasarse horas y horas buscando una película, videojuego, disco, libro… para que después le informen de que está descatalogado, mientras que en Internet hay por lo menos tres sitios donde lo tienes disponible.